viernes, 18 de agosto de 2006

Entremés

Dos mil doce, una odisea en la isla de la calma.

(El escenario representa un despacho. Al fondo, un armario con las puertas correderas medio abiertas, con alguna balda inclinada, muestra montones de A-Z, carpetas, montones de folios y algún objeto extraño como una lámpara, un mantel o un cajetín de electricidad colocados sin orden. En el término central y de perfil, está situada una mesa de cristal, a, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, so, sobre, tras la cual se sitúan diversos objetos, papeles y trastos propios de oficina, y otros muchos no tan propios del trabajo administrativo. A la izquierda de la mesa, alejada, hay una televisión que funciona con el volumen a media voz. Hay dos sillas de invitado; en una de ellas se haya sentada Gato. Frente a ella, sentada en su sillón, está Ella. Ella es corpulenta, tiene el pelo largo, liso y teñido de rubio; lo lleva suelto. Sus escasos movimientos son de cintura para arriba y quedan entorpecidos por el notable volumen cárnico de sus brazos. Mantiene una postura relativamente erguida con la cabeza ligeramente inclinada hacia adelante. Gato se revuelve constantemente en su asiento, cruzando y descruzando las piernas constantemente pero tratando de disimular el movimiento. Mantiene una postura jorobada en la parte alta de la espalda, adelantando la cabeza y ladeándola hacia un lado para escuchar.)

GATO: Bueno, pues yo voy a ir saliendo, que me queda una hora de camino hasta Puerto de Alcudia…y , ¡tengo un lío…!

(El teléfono suena. Ella lo coge y sonríe mientras habla)

ELLA: ¿Sí? […] Vale, la 218 ha de cambiar, porque pidieron vista piscina a la 106, que hoy tenía salida […] Sí, si no viene a recepción para reclamar antes de la una, queda libre para booking, éste señor está avisado desde el primer día de que hoy tenía cambio.[…] Muy bien, muy bien. Vaaale. Hasta luego.

(Cuelga el teléfono y mira a Gato con cara de condescendencia. Comienza a explicar con aires de superioridad moral y estado de buen karma)

ELLA: Ésta
(mira al teléfono mientras pronuncia “ésta”) quiere entrar, pero no puede.

(Gato la mira frunciendo el ceño)

GATO: ¿Que no puede entrar…?

ELLA: Sí, ella lo intenta, pero aún no llega.

(Gato guarda silencio, con la pose de “Me acabo de caer de un guindo, te lo juro”. Le regala a Ella la expectación que está reclamando con sus frases crípticas. A lo largo de la esposición de Ella, habrá muchas pausas en las que mirará a Gato con una fijación intimidadora; Gato soportará las miradas poniendo distintas caras de sorpresa –nunca incredulidad-, duda o arrobamiento en la escucha)

ELLA: Verás, te voy a explicar como funciona este hotel. Aquí estamos las brujas blancas; hay brujas negras, pero yo hago como si no existieran. Te voy a decir los nombres de las brujas blancas, de las negras no, no importa. Y de alguna manera, antes estábamos mezcladas, pero ahora se están formando los bandos. Antes las negras querían hacerse pasar por blancas, pero ahora ya todas las negras se han juntado. A mí no me importa, que hagan lo que quieran. PERO, si resulta que algún cliente es malo, o tiene un problema, siempre tiene que ver con un “negro”. Y las blancas tenemos que solucionarlo, porque las negras, con los problemas, desaparecen. No están.

GATO: ¿quieres decir que si hay algún cliente problemático también se acercan a las brujas negras, y que los clientes buenos se acercan a las brujas blancas?

ELLA: Exacto.

GATO: Ummm…

ELLA: Está sucediendo. No lo hemos buscado, pero pasa. Como te lo estoy contando.

GATO: Ummm…

ELLA: Y ella
(mira al teléfono)
quiere entrar con las brujas blancas; pero tiene lo que ella llama “la roca”.

(Ella coge un papel, y mientras retoma la palabra, dibuja un punto, otro más gordo sobre él, y sobre el punto gordo, otro más pequeño. Debajo del punto inferior, una raya horizontal)

ELLA: Ella
(mira al teléfono) está aquí (señala con el bolígrafo en el lugar vacío bajo la raya) y quiere pasar aquí (señala el primer punto pequeño). Pero aquí (señala la misma raya) ella tiene un freno, la roca. Su freno, que ella lo tiene, le impide avanzar. Ahora, la del comedor, que es una ecuatoriana que sabe mucho de hierbas, le ha hecho un jarabe para eliminar la roca. Fíjate tú, con un a hierba que justamente en mallorquín se llama “Trencapedres”. Para quitarle la roca. Hace dos días que lo toma, y ya dice que se siente mejor. Pues cuando ella llegue aquí (señala el primer punto pequeño) le van a caer gotas de poder. (Se afana, y mientras dibuja seis o siete gotas alrededor del primer punto, va musitando “gotas”, “poder”,”gotas”).

GATO: ¿Y entonces…?

ELLA: Entonces, después de aquí
(señala el punto con gotas de poder) llegará aquí (señala el punto gordo). Aquí es la fase en la que ya has adquirido poder, pero todos te bombardean. Todo el mundo te reclama para que le arregles sus problemas. Yo he estado aquí sentada, y ¡¡he recibido de llamadas…!! Llamadas tontas, de proveedores y todo, pero no me dejaban en paz. En esta fase todo el mundo te quiere agobiar. Hasta que la superas y pasas aquí (señala el tercer punto, pequeño otra vez). Aquí, ya te has curado. Ya no te importa lo que digan. Porque has llegado a la perfección.

(Gato hace un movimiento circular de asentimiento hacia atrás, aspirando un “ah”con la boca semiabierta: en lenguaje no verbal quiere decir “Fíjate tú, y yo viviendo en la ignorancia”. Ella la mira con satisfacción y da su golpe de efecto)

ELLA: A ti aún no te he colocado, porque no te he hecho un estudio. Te tendría que estudiar para saber dónde estás.

GATO: Pues la verdad, creo que estoy muy lejos de todo eso. Que me falta mucho, vamos.

ELLA: No sé… tendría que estudiarte […] ¡ESPERA! Tú, ahora mismo, estás…

GATO
(aparte, al público): Tachán, tachán…tatachánnn!!

ELLA: Ahora mismo estás de vacaciones.

GATO
(aparte, al público):
¡¡Agárrate!! Pues menos mal que son vacaciones, que si no…

ELLA: Tú puedes, pero ahora mismo no quieres.

GATO: ¿Y cómo lo sabes?

ELLA:
(Se hace un movimiento circular con la mano alrededor del oído)
Me lo acaban de soplar. O me lo has chivatado tú. A veces, me soplan cosas. Voces, que me dicen cosas. Tú no quieres enterarte ahora de nada, pero tienes una función que cumplir, y lo harás. Creo que tú… Sí, vas a ser inventora.

GATO: ¿Inventora? ¿De qué?

ELLA: De cosas, para el nuevo mundo. Es que, el mundo en el que vivimos, se va a acabar tal y como lo conocemos. No habrá tiendas, no habrá cines, no habrá coches…
Tú ten en cuenta que en
el dos mil doce se alinean todos los planetas, que coincide con el final del calendario maya y un montón de calendarios, según interpretaciones. Entonces se acabará el mundo, en dos mil doce, año arriba, año abajo, y y habrá volcanes y huracanes y todo desaparecerá. Quedarán unos pocos. Y a esos pocos, tendremos que enseñarlos a vivir de nuevo. Yo tengo mi misión hasta el 2018 y después ya me muero. Ellas me han dicho que por qué, que me quede más, pero si yo ya he hecho lo que necesitaba el mundo, ¿para qué voy a vivir más? Ya tendré 52 años…Ya dejaré dicho cómo lo tienen que hacer todo.Por eso el hotel Tarraco lo quiero convertir en un orfanato. ¿Tú sabes cuantos niños se van a quedar sin padres? Y es el hotel que mejor puede estar por las dimensiones del aljibe, porque tiene su propio generador…
Y ya habré salvado a los que quiero, en mi casa. Porque tendremos que vivir bajo tierra. Mi casa tiene cuatro plantas, y dos son bajo tierra: el garaje y el gimnasio. No es un bunker, pero puede hacerme de bunker y salvar a personas. Tengo un aljibe propio, el generador de electricidad… Bajo tierra, lo que se puede cultivar en cuevas, son los hongos y las setas y todo eso. Tendremos que depurar las semillas, y conseguir las semillas madre de todo lo nuevo, pero lo conseguiremos. ¿Tú qué tienes en tu casa para protegerte?

GATO: pues yo no tengo cochera, ni bajo ni sobre tierra. Eso sí, mi casa está entera sobre antiguas galerías de minas. A la vecina se le hundió la cocina y tuvieron que venir con un camión de piedra a rellenársela.

ELLA: Pués, vételo pensando. No te digo que te hagas un bunker, pero antes de 2012 tienes que estar preparada. Ahora, puedes seguir de vacaciones, pero no te despistes.

GATO: UFFF. Me estreso de pensarlo. Hablando de estrés, voy a irme que en Puerto de Alcudia me están esperando… ¡Y tengo un lío…!

ELLA: Bueno guapa, cuídate
.(Se dan dos besos). ¡Y ya sabes, antes de dos mil doce!

GATO: ¡Ufff!! ¡Gracias por todo!

17 comentarios:

Perlita de Huelga dijo...

Eso significa que puedo pasar de la hipoteca, ¿no? Y si no hay cines después de la hecatombe, ¿habrá videoclubs?
Yo por si acaso le voy diciendo a mi padre que vaya cogiendo el pico, que vamos a tener trabajo en el próximo lustro.

Gato dijo...

No, nena; los generadores tendrán que usarse para calentar los bunker; de usar energía para deuvedeses y vídeos, nada.

Y con el señor de Huelga, excava y busca la piedra, busca la piedra.

POR CIERTO, CUALQUIER PARECIDO DE ESTA OBRA CON LA REALIDAD ES PURA CASUALIDAD. ELLA NO ES UNA PERSONA DE PESO EN MI EMPRESA Y ESTA CONVERSACIÓN NUNCA TUVO LUGAR

Zagloso dijo...

Ummm, aquí alguien quiere convertir a alguien en su padawan para enseñarle los secretos de la fuerza y que así pueda cumplir con su misión y devolver el equilibrio del mundo.

Ten cuidado Gato con el miedo. El miedo lleva al odio y todo eso y te puedes convertir en bruja negra. Por cierto, siempre me ha hecho mucha gracia que a las dos sillas esas de acompañante en los despachos se las llame confidentes.

Misia dijo...

AAAGHH, miedín de verdad! Al ponerte el comment las cinco letras de verificación eran: gouija. Aaaaggh. Miedín!!!

Perlita de Huelga dijo...

Misia, hazte un bunker ya!!!
tiuenes una jefa muy divertida. Imagino que os pondrá los sueldos en función de vuestros chakras y las ondas que le transmitais...

Gato dijo...

NO JODAS MISIA. ¿Eso te ha puesto la verificación de palabra?

Zagloso, ya me he topado antes con espirituales de este tipo, incluso peores; pero no estaban en el marco de trabajo. Y sí, debo de tener perfil de pequeño padawan: la actitud siempre es de "Ven aquí, pequeñuela". No sabía que se llamaban confidentes. Mola.

Que va, esta en mi sueldo no va a pinchar, aunque sí puede volverlo todo hacia o contra mí. Por eso he de ser muy cauta (me cachen los mengues, justamente cauta, lo que se dice cauta de cautela, no soy mucho. Ni poco).

Mary Chirla dijo...

Odio la verificación de palabra, afirmo.

Gato dijo...

Lo siento Mary, es que se me llena de basura, si no. El día en que la activé tuve que borrar mogollón "Your blog is excellent. Nice photos." Era mentira pelá...

Perlita de Huelga dijo...

Gato, esa fui yo que estaba practicando mi inglés... tontorrona.

Gato dijo...

¡¡¡Cap de faba!!!

Es que practico mi mallorquín...

Mary Chirla dijo...

Joé, si tu blog se llena de spam, eso quiere decir ¡¡que tienes un blog mundialmente conocido¡¡ Entonces no he dicho nada de la verificación, ya sabéis que cuando yo la incluya mi blog será tan exitoso como el gatuno¡¡ ejejejeej

Anómalo dijo...

Hola, soy el ser anteriormente conocido como Anómalo. Cedo mi nick a la protagonista rubia de este post.

zgodn

lorzagirl dijo...

Entonces la campaña madrid olímpico 2016 nos la ahorramos.
Yuju.

Gato dijo...

Mary, la basura no es éxito, es suerte (mala)... a todo cerdo le llega su sanmartín y tú
también
tendrás
spam.
Descuida.

Anómalo... ella cree que es una mujer realmente especial y con un papel vital en el futuro del género humano. Eso se llama trastorno de personalidad con delirios de grandeza.

Lorz, que lo sepas: a partir de hoy os ponéis a disfrutar de la vida o a hacerse un bunker.

Anómalo dijo...

Lorza, eres una inocente: Gallardón está haciendo búnkeres para todos, pero no dice nada para no preocuparnos.
El pobre.

Anónimo dijo...

Por segunda vez: ahora lo entiendo CASI todo.

Un beso!

Anónimo dijo...

Por que no:)